Como fidelizar a los empleados “millennials”

Como fidelizar a los empleados “millennials”

millenials-2Las compañías tratan de sacarles el máximo partido antes de que busquen nuevos horizontes.

Muchos directivos se quejan de que los veinteañeros no permanecen en un trabajo mucho tiempo. Pero, ¿es un problema o una oportunidad? Los millennials -que tienen entre 18 y 34 años- son alrededor de un tercio de los trabajadores en Estados Unidos, una generación más numerosa que otras.

El creciente número de trabajadores jóvenes está generando cierta preocupación en algunas empresas que se preguntan cómo aumentar su lealtad. Otras compañías se concretan, en cambio, en sacarles el máximo partido el tiempo que estén en la firma.

El año pasado la media de la duración en un trabajo de jóvenes entre 20 y 24 años fue menor a 16 meses. Para personas de 25 a 34 años, fue de tres años, muy por debajo de la permanencia media de 5,5 años de trabajadores mayores de 35 años o más.

Después de trabajar como ingeniero en Facebook en Menlo Park, California, durante poco más de un año, Colby Rabideau abandonó la red social en 2014 para estar más cerca de su novia y su familia en Boston. El joven de 24 años dice que nunca tuvo la intención de quedarse en la costa Oeste de forma permanente. Ahora es ingeniero de software en Hubspot, donde planea quedarse “al menos unos cuantos años más”, si bien aclara que no pretende permanecer “durante 30 años”. Incluso se plantea fundar una compañía más adelante.

“Hay un alto nivel de inquietud” sobre los trabajadores jóvenes y su lealtad hacia las empresas, reconoce Caroline Ghosn, fundadora y presidenta de Levo League, una red de desarrollo profesional dirigida a mujeres jóvenes. Ghosn, de 28 años, ha asesorado a empresas que tratan de fortalecer la red de contactos de jóvenes a través de la organización de convivencias que facilitan las relaciones entre colegas jóvenes y trabajadores con más experiencia. Según Ghosn, la falta de lazos estrechos en el trabajo con frecuencia lleva a los trabajadores jóvenes a marcharse.

Empresas como IBM, Coca-Cola o Visa han relajado el código de vestimenta de la oficina y convocado consejos de empleados jóvenes para que expresen su opinión en toda clase de materias, desde campañas de márketing hasta políticas de la empresa.

La auditora Ernst & Young y Philips han iniciado programas para enviar empleados a trabajar al extranjero durante unos meses, para brindarles la oportunidad de desarrollar sus aptitudes de liderazgo.

RetailMeNot, un sitio web de cupones de descuento, está invitando a empleados jóvenes a participar en las decisiones de personal. “A los millennials sólo les interesa quedarse si también atraemos a otros elementos de primer nivel”, apunta Annette Alexander, vicepresidenta de Recursos Humanos de la firma. Para conseguir que los trabajadores jóvenes se sientan escuchados, los ejecutivos deben “involucrarlos en las decisiones clave de contratación”, anota.

Algunos directivos creen que las empresas deberían dejar de esforzarse tanto. Mencionan a menudo The Alliance, un libro que tiene como coautor a Reid Hoffman, cofundador de LinkedIn, y en el que se propone un modelo distinto para la relación de jefe y empleado sobre la base de expectativas mutuas y la posibilidad de que el trabajador busque nuevos horizontes.

“Al hablar abiertamente sobre el hecho de que el empleado podría irse, aumenta la probabilidad de que se queden”, precisa Ben Casnocha, coautor del libro y exdirector de Personal de Hoffman. Las compañías deberían comunicar que “si tiene más sentido para uno irse (que quedarse), no hay problema”, enfatiza.

Vía:Expansion.com

Sobre el autor

admin administrator

Deja un comentario