¿Cómo podemos favorecer las relaciones interpersonales en la oficina?

¿Cómo podemos favorecer las relaciones interpersonales en la oficina?

trabajo en equipoCuando estamos sumergidos en el día a día de nuestro trabajo, preocupados por cumplir los objetivos marcados, satisfacer a nuestros clientes o llevar a cabo las tareas cotidianas, nos solemos olvidar de cuidar un aspecto vital en el desarrollo de cualquier empresa: el orgullo de pertenencia a un equipo y las relaciones de confianza entre sus empleados.

Se trate de una organización grande o pequeña, las relaciones interpersonales entre los colaboradores son una pieza fundamental para abordar los proyectos empresariales de cualquier empresa.

Pasamos más tiempo dentro que fuera de la oficina, y para ello resulta clave pensar en actividades lúdicas periódicas dentro del horario de trabajo que puedan generar buen ambiente, espíritu de colaboración, y fortalecer relaciones de confianza entre los compañeros de trabajo.

Aquí te proponemos unas cuentas iniciativas que pueden serte de ayuda en este ámbito:

Desayunos fuera de la oficina
La gran mayoría de empresas españolas disponen de offices, o salas informales para que los empleados puedan tomarse descansos a la hora de desayunar o comer. Son espacios óptimos porque no sólo permiten ahorrar en restauración, sino sobretodo porque fomentan las relaciones interpersonales entre los empleados.

Ahora bien, aparte de fomentar el uso de dichos espacios, es bueno que, de vez en cuando, propongas a tu equipo desayunar o ir a comer fuera de la oficina. Es una buena manera de romper con la rutina y te permitirá entablar otro tipo de conversaciones con tu equipo, ya que el espacio será neutral y diferente.

Comidas colaborativas
Propón a tus empleados organizar trimestralmente una o dos comidas colaborativas en el office: cada persona elige qué traerá o cocinará para los demás, y ese día, todos comerán lo que hayan preparado el conjunto del equipo.

Se trata de una gran iniciativa para fomentar el espíritu colaborativo, y también una gran oportunidad para acercar a aquellos empleados que no suelen relacionarse entre ellos, incluyendo al equipo directivo, y que puedan conocer un poco más los gustos de cada uno.

Opcionalmente, si trabajas en una empresa con suficiente volumen de personal, estas comidas pueden organizarse por equipos o departamentos, y convertirlas en un concurso para escoger “el mejor plato”, o “el mejor menú”.

Celebra los éxitos del equipo
Igual que celebramos los logros en nuestra vida personal, ¿por qué no reconocer también las victorias cotidianas del día a día del trabajo?

Después de la firma de un contrato, la obtención de un reconocimiento por parte de nuestro cliente, o la finalización de un proyecto pequeño o grande en el que los empleados se han involucrado, es bueno otorgarles un reconocimiento, y éste no tiene por qué implicar dinero del presupuesto:

Pues escribir un email general a toda la organización, incluyendo el equipo directivo, detallando el logro, quién o quiénes lo han llevado a cabo, y el agradecimiento por el esfuero. También puedes realizar una convocatoria por sorpresa de todos los empleados en el office, y brindar por los éxitos del equipo, o simplemente reconocer públicamente ante los implicados, su esfuerzo y dedicación ante el reto conseguido.

Calendario de cumpleaños
Recopila las fechas de cumpleaños de todos tus empleados y sorprende al “homenajeado” con una postal firmada por todos sus compañeros y un pequeño regalo colaborativo de pate de todos.

Para ello, no hace falta gastar grandes cantidades de dinero; basta con que, aquellos que quieran participar voluntariamente, aporten una cantidad simbólica para comprar una postal de felicitación, y un pequeño detalle. De esta manera, el empleado/a se sentirá especial en su día, y a la vez agradecerá las muestras de cariño desinteresadas de sus compañeros.

Actividades de Team-Building y encuentros After-Work
Las quedadas fuera de las oficinas son la mejor herramienta para conocer realmente a nuestros compañeros de trabajo. Para ello, existen múltiples actividades encaminadas a generar “team-building”, como sesiones de voluntariado corporativo, coaching para equipos, competiciones deportivas en instalaciones cercanas a la oficina, etc.

Basta con reservar una pequeña partida de tu presupuesto a una actividad trimestral o semestral de team-building, a realizar durante una mañana o tarde de trabajo. Tus compañeros de trabajo agradecerán y disfrutarán de la iniciativa, a la vez que se generará un ambiente distendido entre ellos..

Por otro lado, y ya fuera del horario laboral, puedes organizar mensualmente un encuentro informal after-work, en un restaurante cercano, en el que la única norma que haya sea no hablar de trabajo.

Jornada de puertas abiertas
Trabajar codo con codo con un compañero durante ocho horas diarias hace que lleguemos a conocerlo mucho, pero no así a su entorno más cercano: la familia.

Fija una fecha en el calendario, abre las oficinas a todos los empleados y organiza una jornada de puertas abiertas. Todos podrán venir con sus hijos, padres, hermanos o conocidos. Así podrán enseñarles de primera mano dónde trabajan, y quiénes son sus compañeros de trabajo, y a la vez conocer a todas aquellas personas de las que tanto nos han hablado.

Vía:EquiposyTalento.com

Sobre el autor

admin administrator

Deja un comentario