El camino hacia el liderazgo efectivo

El camino hacia el liderazgo efectivo

La transparencia a la hora de liderar es un hábito cada vez más común. Los líderes empresariales de éxito utilizan la transparencia para establecer la confianza con los empleados y construir potentes equipos leales. La transparencia te hará ser un mejor líder, pero es difícil determinar cómo va a ser trasparente tu empresa. Podrás compartir información financiera con tu equipo para crear sentido de pertenencia o podrás ser honesto a la hora de evaluar a tus empleados y así ayudarles a crecer y mejorar su rendimiento.

Pero hay otra manera en la que puedes convertir la transparencia en tu mayor fuerte y remodelar las relaciones entre empleados y clientes. Conectar.

Para un jefe es difícil establecer una conexión cara a cara con cada empleado. Acercarte a las mesas de tus empleados o citarles para comer juntos puede ser una forma de facilitar esas relaciones, mediante el intercambio de personalidad y conocimientos.

Crear un interés común con tus empleados, más allá de los temas estrictamente laborales, te proporcionará una mirada al interior de lo que has aprendido, de los errores que has cometido o del futuro de tu empresa. Te ayuda a que la gente te vea como alguien “real”, no solo como la persona que manda. También ofrece a tus empleados una idea de lo que eres y les permite conocerte fuera del ambiente de trabajo.

Si estás listo para desarrollar un nuevo nivel de confianza con tus empleados y clientes, aquí hay seis estrategias que puedes utilizar:

Hacer frente a los problemas reales. No te limites a conectar con tu equipo cuando las cosas van bien. Tienes que estar dispuesto a actuar en situaciones de controversia. Sé estratégico a la hora de abordar esos temas.

Admite el fracaso. Con frecuencia, los líderes se ponen en un pedestal para proteger su reputación. Pero todo el mundo comete errores y pretender que estás por encima de eso no te va a dejar avanzar. Cuánto más te humanices a ti mismo, más confiarán en ti.

Estate atento. Hay conversaciones que inspiran. Toma nota en cuanto te venga una idea acerca de tu industria o de las necesidades de tus clientes o empleados.

No cargues con todo. Delega tareas importantes a tus empleados y dales poder a varios expertos de tu equipo. Que todas las voces de tu empresas se sientan involucradas.

Participar y haz un seguimiento de la trayectoria de tu empresa. Las necesidades de hoy pueden ser distintas a las de mañana.

El camino hacia el liderazgo efectivo está empedrado de buenas ideas y de trabajo duro y el desarrollo de una reputación de transparencia a través de conexiones reales con tu empresa no es una excepción.

Vía:forbes.es

Sobre el autor

admin administrator

Deja un comentario