Las condiciones económicas son un factor decisivo para elegir una empresa

Las condiciones económicas son un factor decisivo para elegir una empresa

salariosLa gestión del talento es uno de los asuntos clave sobre los que se asienta el futuro laboral de las empresas. El employer branding consiste en la aplicación de políticas orientadas a la atracción del talento y al reconocimiento de la empresa como buen empleador. Su importancia aumenta año tras año, ya que es determinante para tener éxito en un entorno altamente competitivo.

A través de estas políticas las empresas consolidan una imagen de marca que potencia su atractivo como empleadores y las posiciona favorablemente en la opinión de los trabajadores, lo que supone un valor añadido que las diferencia del resto tanto para los empleados actuales como para los que puedan acceder a ellas. Según Rodrigo Martín, presidente ejecutivo  en España y Latam de una conocida ETT, “los empleadores deben desarrollar nuevas políticas para atraer el talento”.

Con el objetivo de comprobar la importancia de estas políticas y su calado en la sociedad y en el tejido productivo,  dicha ETT de ambito nacional e internacional, analiza los principales factores que valoran los trabajadores a la hora de elegir una empresa para desarrollar su actividad profesional. Para ello, anualmente publica el informe “Employer Branding: cuando la percepción puede convertirse en realidad”, que se realiza en 23 países y cuenta con más de 200.000 encuestas, 8.000 en el caso de España, donde este año se presenta su quinta edición.

Tras el análisis de las respuestas de los profesionales consultados, el estudo detecta que las condiciones económicas se sitúan como el aspecto más importante para elegir una empresa, desbancando del primer puesto a la seguridad laboral a largo plazo, que ocupaba la primera posición en el estudio de la pasada edición. De hecho, la importancia de la remuneración salarial ha experimentado un incremento superior al 10%.

Los trabajadores mayores de 40 años son quienes más importancia otorgan a las condiciones económicas a la hora de elegir una empresa; también son quienes más apuestan por la seguridad laboral que ofrezca el empleador. Las condiciones personales de estos profesionales, con la consecuente responsabilidad familiar en muchos casos, les llevan a decantarse por una estabilidad y una remuneración que les permita compatibilizar su entorno laboral y personal. De igual manera, los trabajadores menores de 40 años también otorgan importancia a estos aspectos, pero destacan también otros, como la oportunidad de desarrollar su carrera internacionalmente, la utilización de tecnologías punteras o el compromiso del empleador con la sociedad y el medio ambiente.

A la hora de elegir una compañía para trabajar, la atmósfera laboral y la conciliación entre trabajo y vida privada son dos de los asuntos capitales para las mujeres. Los hombres, por su parte, se sienten más atraídos por la formación, la calidad de los productos y servicios que se producen y la posibilidad de desarrollar una carrera internacional.

Por último, si se atiende al nivel de formación de los profesionales, aquellos que cuentan con mayores niveles académicos otorgan mayor importancia al contenido de su trabajo. Para los empleados con menor nivel formativo, la seguridad laboral a largo plazo es el primer criterio para decantarse por una empresa sobre el resto.

El empleador ideal es honrado, fiable y sincero:

Otro de los elementos que se ha examinado hace referencia a los rasgos que resultan más atractivos en un empleador. La honestidad es el atributo personal al que se le otorga mayor importancia, ya que así lo afirma uno de cada cuatro consultados. Por detrás se sitúan la fiabilidad, la sinceridad, la inteligencia y la seguridad.

Los profesionales que tienen entre 40 y 65 años son quienes más buscan un empleador honesto y seguro. Los menores de esta edad, que también valoran altamente estas cualidades en su superior, apuestan, además, por que sea atrevido. En este sentido, la ambición de los profesionales más jóvenes queda reflejada a la hora de elegir a su empleador ideal.

Los profesionales con menor formación académica destacan la honestidad, seguridad y buena reputación de los empleadores para decantarse en su elección final. Aquellos que cuentan con mayor formación valoran más la inteligencia y el realismo.

La conciliación entre entorno profesional y personal es clave en el employer branding:

Otro de los aspectos que más en cuenta tienen las empresas a la hora de implementar políticas relacionadas con el employer branding es la conciliación entre el entorno profesional y la vida personal de los trabajadores. La felicidad del empleado en su puesto laboral y la ausencia de preocupaciones que influyan negativamente en su vida privada repercuten de manera directa en su productividad.

De hecho, “la conciliación entre la vida privada y el entorno profesional es el factor que más ha crecido en importancia respecto a 2013 tras la remuneración salarial”, afirma Rodrigo Martín. Los factores que más preocupan a los profesionales españoles son un entorno laboral desfavorable, llevarse las inquietudes a casa tras finalizar su jornada o la elevada carga de trabajo. Destacan, además, otros aspectos como la presión por parte de los jefes, o que se tenga que realizar horas extra sin remunerar más allá de la jornada pactada o en los días libres.

Retrasar la jubilación a cambio de mayor flexibilidad y menos horas en el trabajo:

Asimismo, en el estudio se ha detectado varios factores que los trabajadores consideran claves para mejorar la reputación de las empresas, así como aspectos que les motivarían a cambiar de compañía o, incluso, poder retrasar su edad de jubilación. En este sentido, los españoles estarían dispuestos a retrasar su edad de jubilación a cambio de adaptar sus horarios laborales a sus necesidades, realizar jornadas más cortas o disponer de un calendario de trabajo más relajado. A pesar de ello, reconocen que la edad de jubilación ideal sería 60 años.

Se aprecian significativas diferencias cuando se atiende a la edad de los empleados. De esta manera, los profesionales de más de 40 años considerarían la posibilidad de trabajar más años si se les permitiese, además de adaptar sus horarios laborales a sus necesidades, tener un papel formativo con sus compañeros de trabajo más jóvenes. Por su parte, los profesionales con menos de 40 años estarían dispuestos a retrasar su jubilación a cambio de que la empresa realizase políticas para su aprendizaje y oportunidades de desarrollo.

 

Tecnología y Electrónica es, un año más, el sector más atractivo para trabajar:

En el momento de elegir una empresa para trabajar, además de los criterios a los que se ha hecho referencia, cabe destacar la importancia del sector en el que se enmarca.

Tecnología y Electrónica se sitúa, un año más, en el primer puesto de los sectores más deseados. Le siguen los Medios de Comunicación, que mantiene la segunda plaza de este ranking. El podio lo cierra el sector de Alimentación y Bebidas, que ha pasado de ser quinto en 2013 a tercero en esta edición de 2014.

víaEquiposyTalento

Sobre el autor

admin administrator

Deja un comentario