Los universitarios y el mercado laboral

Los universitarios y el mercado laboral

El problema de la sobrecualificación

Los titulados universitarios actuales poseen un nivel de competencias de empleabilidad mayor que el que les proporciona la universidad y el que les exige el puesto de trabajo. Por este motivo, hay que trata la sobrecualificación con “sensibilidad”, pues los universitarios adquieren conocimientos o habilidades por su cuenta pensando en la proyección de su carrera profesional y no sólo en el primer empleo en el que se dé esta circunstancia.

Tres de cada diez titulados afirman que estaban sobrecualificados para el puesto de trabajo que desempeñaron tras acabar la carrera. Si bien los egresados indican que la universidad les aporta prácticamente la totalidad del nivel que se requiere en el empleo en competencias tales como la capacidad para trabajar en equipo, el dominio de competencias propias de la titulación o la comunicación escrita, sin embargo, hay un desajuste mayor entre los requisitos del mercado de trabajo y la formación universitaria en idiomas, capacidad para gestionar la presión y en la capacidad para tomar decisiones.

Presentación1Formación y empleo

En relación a la adecuación entre la formación y el empleo, este barómetro apunta que el 77,3% de los egresados considera que su último empleo estaba “bastante” o “muy relacionado” con sus estudios, aunque esto depende de la rama de conocimiento. Esto último se puede relacionar con la satisfacción con el empleo: los titulados de las ramas de Ciencias de la Salud son los más satisfechos con su empleo, mientras que los de Artes y Humanidades lo están en menor medida. También destaca que el salario es el aspecto peor valorado, seguido del desarrollo profesional, la empresa y su organización, las funciones y tareas y el ambiente laboral.

Nivel de satisfacción

Sobre el nivel de satisfacción con la formación recibida, el informe revela que el 94% volvería a estudiar en la Universidad, mientras el 6% restante se arrepiente de haberlo hecho. La mitad de estos (54%) estudiaría la misma carrera en la misma universidad frente al 12% que haría otros estudios en otro centro. En cuanto a la valoración de los componentes de la formación recibida, los profesores son quienes obtienen la nota más alta. Sin embargo, las metodologías de enseñanza es lo peor puntuado junto a los servicios de apoyo al estudiante de las universidades.

vía: emprendedores&empleo

 

 

 

 

 

 


Sobre el autor

admin administrator

Deja un comentario