¿Qué buscan los jóvenes de la “Generación Z”?

¿Qué buscan los jóvenes de la “Generación Z”?

z estudiantes-universitarios 0Los universitarios españoles quieren aprender, crecer y desarrollarse profesionalmente en entornos dinámicos y creativos. Y buscan empresas que sean capaces de satisfacer esas demandas. Son los jóvenes de la “Generación Z”, nacidos a partir de los años 90, y sus valores están relacionados con un equilibrio entre el salario percibido por el trabajo y un balance razonable entre la vida laboral y personal.

Son algunas de las principales conclusiones del estudio realizado a nivel mundial sobre “Expectativas laborales”, elaborado por una empresa de investigación de mercados en Employer Branding (Marca como Empleador). En el caso de España, ha contado con la colaboración de una conocida consultora especializada en personas. Se ha recabado durante 2013 datos de cerca de 500.000 universitarios de los últimos cursos, de numerosos países de Europa, América, Oriente Medio y Asia-Pacífico, para conocer cuáles son las motivaciones de los jóvenes a la hora de encontrar su primer empleo, qué les llama la atención de una empresa como empleador y por qué se decantan por una organización y no por otra. 13.000 de los encuestados son españoles.

Además, esta investigación se ha centrado en dos ramas de estudiantes: de “empresariales” y de “ingeniería/IT”, ya que son los más representativos de la realidad universitaria actual. El análisis se centra básicamente en cuatro aspectos: características del trabajo a realizar, remuneración y oportunidades de desarrollo, reputación e imagen como empleador y gente y cultura.

¿Cuáles deben ser las características del trabajo?:

Los universitarios españoles de los últimos cursos tienen muy claros dos aspectos: “formación y desarrollo profesional” (62% de los encuestados) y, en segundo puesto, valoran las “oportunidades de viajar o trabajar en otros países” (43% de estudiantes de business y 38% de ingeniería). Se podría pensar que todos los jóvenes de ese entorno buscan lo mismo, pero los datos obtenidos muestran que el porcentaje en España es muy alto, comparado con otros países.

Esto puede ocurrir por la desconfianza hacia una economía que parece que no despega y existe el deseo de “escapar” o por la sensación de que la única forma de enfrentarse a esta situación es formándose y creciendo dentro de la empresa elegida.

A priori, llama también la atención que el “empleo estable” no sea una expectativa prioritaria. El porcentaje de personas que lo pretende es mucho más bajo en España (ronda el 27%) que la media global (por encima del 35%), incluso en países en donde casi no se ha hablado de crisis.

Una explicación puede ser la necesidad de tener una oportunidad, de conseguir una experiencia laboral que les permita a los jóvenes españoles aportar un valor añadido a su CV. Y también influye la estructura familiar existente en los diferentes países. Los universitarios españoles, en una gran mayoría, viven en casa de sus padres y, en cierta forma, están respaldados económicamente. En otras sociedades, los jóvenes se emancipan mucho antes, haciendo que las necesidades de “subsistencia” sean distintas a las que existen en España.

¿Qué opinan sobre la remuneración?

La encuesta sobre “Expectivas laborales” refleja que la remuneración no es un factor clave entre las razones que llevan a los universitarios españoles a decantarse por una empresa para trabajar, a causa de la crisis.

En cambio, el aspecto más valorado de “Remuneración y oportunidades de desarrollo” son las “buenas referencias para el futuro profesional” (56% para los estudiantes de empresariales y 53% para los de ingeniería).

Estos datos denotan una clara demanda por crecer, prepararse y asentar unos cimientos sólidos que les sirvan para luego construir su carrera profesional. Los universitarios priorizan la formación, el estudiar posgrados y cursos específicos de su área, el estar constantemente reciclándose y que la empresa les ayude a ello.

¿Es importante la reputación como empleador?

Dentro del siguiente aspecto que analiza el estudio, “Reputación e imagen como empleador”, los alumnos de educación superior españoles son los más preocupados por encontrar compañías “innovadoras” (53% de los ingenieros y 36% de los de empresariales). Esto demuestra que la I+D+i ha calado en la sociedad española, especialmente entre los perfiles más técnicos.

A los estudiantes de business españoles también les atraen empresas con “éxito en el mercado” (41%), lo que indica la necesidad de trabajar en compañías que lo estén haciendo bien, que tengan beneficios actuales y prospecciones de crecimiento… Es un reflejo claro del momento social y económico que atraviesa el país y de cómo está afectando a las percepciones, demandas y expectativas de la población joven. En este aspecto, España se encuentra por encima de la media europea y también de la mundial.

Los españoles dan mucha importancia, en comparación con los estudiantes internacionales, a la reputación corporativa, a la imagen como empleador y al prestigio/reputación con el que esa empresa cuenta en el mercado laboral.

Un atributo en donde aparecen porcentajes menores que en otras naciones es en lo relativo a “trabajar con productos y servicios atractivos”. El atractivo del producto o servicio que se comercialice no es un elemento muy demandado por los españoles (27%-29%), en comparación por ejemplo con los estudiantes europeos (42%-43%). Los alumnos de últimos cursos se han visto marcados, quizás para siempre, por una serie de factores externos que han moldeado su forma de ver la vida y el mercado laboral. Este dato es claramente significativo para aquellas compañías con marcas comerciales muy potentes. Ya no es suficiente ofrecer una empresa famosa; es fundamental que los departamentos de Recursos Humanos sean conscientes de dichas expectativas y trabajen en sus EVP (Propuestas de Valor al Empleado) de forma coordinada.

Otro dato que llama la atención es el porcentaje de universitarios de ingeniería españoles que buscan una empresa que apueste por la “sostenibilidad medioambiental” (35%), muy por encima de la media europea y mundial. Quizá se deba a que otros países como Holanda, Finlandia, Suecia o Suiza llevan esa idea en su “ADN cultural” y no se contempla que una empresa no sea respetuosa con el entorno. O, quizá es que los futuros ingenieros españoles son los más concienciados de los que han participado en el estudio.

Vía:Equipos&Talento

Sobre el autor

admin administrator

Deja un comentario